Sardinas rellenas
Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Plato frío, Primer plato, Segundo plato
Cocina: Ligera, Moderna, Ocasiones especiales
Sardinas rellenas
Fácil
50 >
151-300
€€€
Sardinas rellenas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Sardinas (4)
  • Agua (con sal, 500 ml. )
  • Vinagre de Jerez (15 gr. )
  • Pan de molde (2 rebanadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Zanahoria (1 pequeña)
  • Puerro (1 pequeño)
  • Cebollitas francesas (1)
  • Ajo (picado, una pizca)
  • Cebollino (unas ramitas)
  • Caviar (o huevas de arenque, 40 gr. )
  • Tomates (maduros, 500 gr)
  • Sal
  • Sardinas (8)
  • Agua (con sal, 1 litro)
  • Vinagre de Jerez (30 gr. )
  • Pan de molde (4 rebanadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Zanahoria (1)
  • Puerro (1)
  • Cebollitas francesas (2)
  • Ajo (un cuarto de diente)
  • Cebollino (unas ramitas)
  • Caviar (o huevas de arenque, 80 gr. )
  • Tomates (maduros, 1kg)
  • Sal
  • Sardinas (12)
  • Agua (con sal, 1 litro y medio)
  • Vinagre de Jerez (45 gr. )
  • Pan de molde (6 rebanadas)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Zanahoria (1 grande)
  • Puerro (1 grande)
  • Cebollitas francesas (3)
  • Ajo (medio diente)
  • Cebollino (unas ramitas)
  • Caviar (o huevas de arenque, 120 gr. )
  • Tomates (maduros, 1 kg. y medio)
  • Sal
Elaboración

Esta receta de sardinas rellenas es un ejemplo de cómo un pescado tan cotidiano como la sardina puede dar un giro: acompañado por unas verduritas y unas huevas de arenque, este puede ser un plato perfecto para un día especial. Pon mimo en tu presentación y quienes lo prueben quedarán encantados.

Paso 1:

Filetea las sardinas de forma que los lomos queden bien limpios y ponlos en un plato hondo o bol con agua fría durante 30 minutos para que desangren completamente.

Paso 2:

Para que estén más sabrosas, marina los lomos en agua con sal y vinagre durante 12 horas, hasta que la carne de la sardina esté totalmente blanca. Escurre bien cada lomo y cubre durante unas 2 horas con aceite de oliva virgen en un recipiente.

Paso 3:

Acompaña las sardinas de un puré de tomate. Y siempre puedes hacer de más para usarlo en otras elaboraciones.  Solo tienes que rallar los tomates. Después, deja que escurran un buen rato sobre un colador muy fino. Prénsalos con una cuchara para que suelten todo el líquido y liga con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.

Paso 4:

Pela y pica la zanahoria, el puerro, la cebollita francesa y el ajo y mézclalo todo en un bol. Echa también el cebollino picado y las huevas de arenque.

Paso 5:

El toque crujiente se lo daremos al plato con una rebanada de pan tostado. Puedes comprarlo ya hecho, o fabricarlo tu mismo: aplasta cada loncha de pan de molde con un rodillo hasta que quede lo más fina posible. Corta en 3 o 4 trozos cada rebanada (a tu gusto…), y cuece en el horno durante varios minutos a 180 grados. ¡Quedarán muy crujientes!

Presentación:

Lo ideal es servir tus sardinas rellenas en un plato sopero para que los líquidos se mantengan bien y quede elegante. Trata el producto con mucho cuidado para que la presentación sea de 10. Cubre la base del plato con aceite de oliva y agrega un poco del puré de tomate. Dale a las sardinas una forma redonda. Sirve varias por comensal, hasta que consigas la forma deseada. Rellena las sardinas con las verduritas troceadas y las huevas. El último toque se lo puedes dar con un poco del pan tostado.

Sugerencia:

Si quieres una opción más fácil para elaborar tu puré pero igual de sabrosa. Prueba el tomate triturado marca DIA categoría extra. Un tomate con sabor… a tomate y muy fresco, casi casi como recién triturado.