Scones a la inglesa
Receta de: Panes y masas
Plato: Entrantes
Cocina: Tradicional
Scones a la inglesa
Fácil
41-50
€€
Scones a la inglesa
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Los scones son el típico pastel que acompaña al té en Inglaterra. La verdad es que están deliciosos, y tengo por seguro que la primera vez que los probéis os volveréis unos completos adictos. Ya sean a la inglesa con mucha mantequilla y mermelada o solos untados en una taza de leche, siempre están estupendos. Empezamos por mezclar la harina, azúcar y la sal. Con ellas mezcladas hacemos un volcán en cuyo cráter pondremos mantequilla a punto de pomada y los huevos batidos y. Lo mezclamos todo bien y vamos añadiendo la leche tibia. Debe quedar una masa suave, no necesita mucho que se le amase demasiado. Cuando la masa esté hecha, tapamos el cuenco y hay que dejarlo descansar y levar en un sitio que este cálido. Cuando haya aumentado el volumen la masa, estirar con un rodillo y dejarlo con un espesor de unos 2 centímetros. Ahora lo tenemos que cortar con el molde y colocar en una placa untada de mantequilla y espolvoreada de harina, separados entre sí por lo menos a un centímetro de distancia uno de otro. Los dejamos descansar durante 10 minutos sobre la placa en ambiente cálido. Pasado este tiempo los vamos a pintar con una yema de huevo por la parte superior de los scones para que se doren, y los llevamos al horno a temperatura media, durante unos 30 minutos. Tenemos que vigilar que estén dorados y cuando eso pase, los sacamos del horno. Podemos comer los scones a la inglesa, es decir, con un montón de mantequilla y mermelada y para acompañar una buena taza de té.