abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Semiesfera de frutos rojos al vino

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales
Semiesfera de frutos rojos al vino
Fácil
50 >
+500
€€
Semiesfera de frutos rojos al vino
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración

Hoy os traigo una receta que para empezar es una delicia, y para seguir es uno de los retos que nos han propuesto en el #campeonatoDemos: un plato dónde el vino tenga un papel importante. Y es que después de la , a la que no pude asistir, había que aplicar lo aprendido.

Pensando en cocina y vino, lo primero que me viene a la cabeza es el mítico rabo de toro guisado, pero quería escapar de eso, y buscar algo un poco diferente, así que me fui directamente al dulce. Es por esto que os traigo esta semiesfera de frutos rojos al vino. Sé que solo por la pinta os va a encantar, pero es que además está muy rica. Os dejo la receta.

El vino tinto que he escogido es un Rioja Crianza de 2012, se trata de un vino suave, redondo, con el sabor afrutado que aportan la variedad tempranillo. Además nos aporta tonos violetas y rojo cereza, lo que nos viene genial para la receta.

El vino rosado elegido ha sido un . Con colores rosa frambuesa y salmón. Un sabor afrutado con aromas florales y de frutos rojos. Es un vino fresco y goloso ideal para nuestro propósito.

DSC_0062

Ingredientes

Bizcocho
50gr de leche entera
50gr de aceite de girasol
4 huevos
70gr de harina
80gr de azúcar

Almíbar
1 taza de azúcar
1/2 taza de vino rosado
1/2 taza de agua

Relleno de mascarpone
100gr de mascarpone
200gr nata para montar
60gr de azúcar
1 chorrito almíbar rosado

Cobertura
1/2 vaso de vino tinto afrutado
Frutos silvestres 1 bandeja
4 hojas de gelatina
3 cucharadas de azúcar

Extras

125gr de nata
50gr de azúcar

Hierbabuena

Preparación:

Bizcocho
Para hacer el bizcocho separamos las yemas de las claras y mezclamos la mitad del azúcar con todos los ingredientes menos con las claras. Por otro lado montamos las claras a punto de nieve y mezclamos con la mitad del azúcar. Cuando estén combinamos ambas mezclas integrando con suavidad, para no desmontar las claras. Lo pondremos en los moldes, en mi caso son semiesferas, pero si no tenéis podéis echarlo en un papel de cocina en una plancha de horno para hacer un rollito, como si fuera un brazo de gitano. Lo metemos en el horno 20 minutos a 180º.

Almíbar
En un cazo vertemos media taza de vino rosado, hemos escogido un vino afrutado...RELLENAR.... Añadimos media taza de agua y 1 taza de azúcar. Llevamos a ebullición para que el alcohol del vino reduzca. No dejamos de remover, y lo mantenemos 3 minutos más. Lo dejamos enfriar. Reservamos.

Relleno de mascarpone
Montamos la nata con el azúcar glass. Para montar más fácil la nata debe estar fría, muy fría. Cuando esté montada añadimos el mascarpone e incorporamos un chorrito del almíbar que hemos hecho. Reservamos.

Cobertura
Ponemos a hidratar las hojas de gelatina. Mientras, en una sartén ponemos los frutos. En nuestro caso hemos usado frambuesas y arándanos, media bandejita de cada. Añadimos el azúcar y el vino, y dejamos que reduzca el alcohol, a fuego medio/alto. Lo tendremos 5 minutos. Lo pasaremos por la batidora, y lo volveremos a poner al fuego, otros 3 minutos. Removiendo en todo momento. Lo sacaremos del fuego y sin dejar de remover añadiremos las hojas de gelatina y dejaremos que temple.
Mientras podemos ir rellenando nuestras semiesferas. Lo que haremos será cortar la base de la semiesfera, y con el mismo cuchillo ahuecarlas, para posteriormente pintarlas con el almíbar que hemos hecho, y rellenarlas con el relleno de nata y mascarpone. Lo metemos 10 minutos al frigorífico. Entonces las sacamos y las bañamos por encima con la cobertura que hemos hecho, encima de una rejilla para que la cobertura caiga a la parte inferior. Con lo que sobra del primer baño, podemos darle un segundo baño.

Para rematar el plato vamos a triturar el chocolate Delicious en un mortero. Además montamos un poco de nata, y en una manga pastelera ponemos en un lateral la mermelada, un hilo, y el resto de nata. De esta forma según vayamos poniendo nuestros montoncitos de nata, saldrán con un ribete de mermelada muy artístico. Si no tenéis manga no pasa nada, podéis usar una bolsa de chucherías, de esas de plástico transparente, funcionan muy bien para éstos casos.

Emplatamos con la semiesfera en el centro. Añadiremos el chocolate troceado alrededor. Además pondremos los frutos que hemos reservado. Cogeremos nuestra manga pastelera y plantaremos unos montones de nata por el exterior del plato. Por último pondremos nuestra hierbabuena, y estaremos listos para degustar este delicioso postre.

 

DSC_0065