abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Solomillo al Cabrales

Receta de: Carnes
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Moderna
Solomillo al Cabrales
Alta
41-50
€€€
Solomillo al Cabrales
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Uno de los clásicos de la cocina es el solomillo con salsa se queso. Por norma general se suele preparar con queso roquefort, pero estando en España no podíamos dejar de hacer una versión del mismo pero con nuestro queso azul por excelencia, el cabrales. Este queso es de un sabor fuerte e intenso, que complementa perfectamente a la carne. El solomillo al cabrales es un plato delicioso que no debes dejar de probar. Se empieza poniendo en una sartén la mantequilla y la harina, para mezclarlo bien y tostar un poco la harina para que pierda si sabor a crudo. Cuando la harina empiece a dorarse, se le añade el vino y se remueve bien. Seguidamente se añade la nata líquida, el queso cabrales desmigado y el caldo caliente a la sartén y se deja cocer todo junto, durante un tiempo de unos 10 minutos, para que se deshaga bien el queso. Mientras, en otra sartén se hacen los solomillos a la plancha previamente condimentados con sal y pimienta negra molida, si se desee poco hecho sólo vuelta y vuelta, a la máxima potencia, para que se doren por fuera y queden crudos por dentro, y durante unos minutos si se prefiere más cocinado. Cuando estén hechos a nuestro gusto se ponen en el plato en que los vayamos a servir y se vierte por encima una buena cantidad de salsa de queso cabrales. Este solomillo al cabrales se sirve muy caliente. Acompáñalo si queréis por una ensalada. Trucos y consejos: Podéis poner también unos champiñones laminados en la salsa, le da otro sabor diferente y aumenta la guarnición. Si queréis que el solomillo de ternera tenga más sabor a la salsa, lo podéis terminar de hacer en la salsa de cabrales en lugar de añadírsela después. En el caso de que no tengáis por casa caldo de carne, lo preparáis, un día antes, poniendo en una cazuela una cebolla, 3 zanahorias, 2 puerros, 3 dientes de ajos, ¼ de repollo o apio, un tomate, apio, 1 buen pedazo de morcillo de ternera, ¼ de pollo, un hueso de la rodilla de ternera, un hueso de espinazo de cerdo. Lo dejáis hervir durante unas horas, lo coláis y reserváis 1/2 litro, para hacer este plato.