abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Sopa de mejillones y tomate

Receta de: Cremas y sopas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Tradicional
Sopa de mejillones y tomate
Fácil
20-30
151-300
€€
Sopa de mejillones y tomate
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Mejillones (150 gr)
  • Gambas (150 gr)
  • Ajo (2 dientes)
  • Cebolla (1/2 ud)
  • Tomate natural triturado (100 ml)
  • Caldo de pescado (300 ml)
  • Perejil fresco
  • Laurel
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pan
  • Aceitunas negras
  • Mejillones (300 gr)
  • Gambas (300 gr)
  • Ajo (4 dientes)
  • Cebolla (1 ud)
  • Tomate natural triturado (200 ml)
  • Caldo de pescado (600 ml)
  • Perejil fresco
  • Laurel
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pan
  • Aceitunas negras
  • Mejillones (450 gr)
  • Gambas (450 gr)
  • Ajo (6 dientes)
  • Cebolla (1 y 1/2 uds)
  • Tomate natural triturado (300 ml)
  • Caldo de pescado (900 ml)
  • Perejil fresco
  • Laurel
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pan
  • Aceitunas negras
Elaboración

El terreno de las sopas va mucho más allá que las clásicas de fideos o de cebolla. Prueba esta sopa de mejillones y tomate, cargada de matices marineros, acompáñala de pan y aceitunas negras y ríndete a su ligereza y su exquisito sabor. Y, por cierto, ¡es sencillísima de preparar!

Paso 1: 

Si adquieres mejillones frescos, límpialos cuidadosamente debajo del grifo y raspa las barbas de la concha con ayuda de un cuchillo. También puedes armarte de un estropajo de los de metal y una pequeña dosis de paciencia para acabar con hasta la última impureza que haya acumulado el caparazón. ¡Cuanto más limpitos, mejor!

Paso 2:

Cubre el fondo de una olla con agua salada y ponla al fuego. No debe llegar a ebullición pero sí alcanzar una temperatura indudablemente caliente. Echa los mejillones para que empiecen a cocerse al vapor. Sácalos según se vayan abriendo, escúrrelos y resérvalos. Si alguno no se abre, deséchalo.

Paso 3:

Pela y pica en brunoise, esto es, en cubitos pequeños, el ajo y la cebolla. Pon al fuego una sartén con un poco de aceite y haz un sofrito rehogando las verduras en ese orden. Echa primero el ajo y cuando empiece a dorar añade la cebolla. Rehógala hasta que se ponga transparente.

Paso 4:

Vierte el tomate triturado, el caldo de pescado y laurel y remueve hasta que se integren. Deja cocer a fuego medio bajo durante 25 minutos, removiendo de vez en cuando. Cuando falten 10 minutos, añade las gambas crudas peladas.

Paso 5:

Si quieres una sopa fina con una textura un poco más densa, retira las gambas y tritura el resto del contenido de la olla y luego pásalo por una estameña. Si prefieres una sopa más líquida y con pequeños tropezones déjala como está.

Paso 6:

Añade al caldo los mejillones y las gambas si las has retirado antes y ponla a punto de sal y pimienta.

Paso 7:

Deshoja el perejil y pica ligeramente las hojas.

Presentación:

Sirve tu sopa de mejillones y tomate recién hecha y espolvoréala con las hojas de perejil troceadas.

Sugerencia:

Puedes ahorrarte un par de pasos (y disfrutar de su frescor y su calidad) usando una bolsa de mejillón de Chile cocido con concha congelado de DIA para tu sopa de mejillones y tomate.

sopa de mejillones y tomate