abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Sopa de pescado

Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Plato caliente
Cocina: Tradicional
Sopa de pescado
Fácil
41-50
151-300
€€
Sopa de pescado
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Rape (1 cola)
  • Pescado blanco (300 gr.)
  • Gambas (¼ kilo)
  • Almejas (¼ kilo)
  • Mejillones (½ kilo)
  • Tomates (1 ud.)
  • Cebolla (2 ud.)
  • Puerro (1 ud.)
  • Zanahoria (1 ud.)
  • Perejil fresco (1 rama)
  • Laurel (1 hoja)
  • Agua
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Ajo (1 ud.)
  • Perejil fresco (1 rama)
  • Almendra entera (8 uds.)
  • Avellanas (8 ud.)
  • Pan tostado (1 rebanada)
  • Rape (1 cola)
  • Pescado blanco (600 gr.)
  • Gambas (¼ kilo)
  • Almejas (¼ kilo)
  • Mejillones (½ kilo)
  • Tomates (2 uds.)
  • Cebolla (3 uds.)
  • Puerro (1 ud.)
  • Zanahoria (1 ud.)
  • Perejil fresco (1 manojo)
  • Laurel (1 hoja)
  • Agua
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Ajo (1 ud.)
  • Perejil fresco (1 manojo)
  • Almendra entera (8 uds. )
  • Avellanas (8 ud.)
  • Pan tostado (1 rebanada)
  • Rape (2 colas)
  • Pescado blanco (900 gr.)
  • Gambas (½ kilo)
  • Almejas (½ kilo)
  • Mejillones (1 kilo)
  • Tomates (5 uds.)
  • Cebolla (5 uds.)
  • Puerro (2 uds.)
  • Zanahoria (2 uds.)
  • Perejil fresco (1 manojo)
  • Laurel (2 hojas)
  • Agua
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Ajo (2 uds.)
  • Perejil fresco (1 manojo)
  • Almendra entera (16 uds.)
  • Avellanas (16 ud.)
  • Pan tostado (2 rebanadas)
Elaboración

La sopa de pescado es una de esas recetas que pasa de generación en generación y  que cada familia aporta un toque diferente lleno de matices. Es una sopa con un intenso y delicioso sabor a mar. Aquí te mostramos nuestra versión que seguro que te encantará.

Paso 1:

Aunque las almejas y los mejillones seguramente vengan limpios, no está demás que las pongas en agua con sal gorda durante un par de horas, antes de cocinarlas para limpiar cualquier resto de arenilla. Cambia tres o cuatro veces el agua.

Paso 2:

Retira la piel que pueda traer el rape y corta en dados. Haz lo mismo con el resto del pescado. Intenta que todo tenga el mismo tamaño.

Paso 3:

En una olla grande, echa la cebolla cortada en cuartos, el puerro y la zanahoria en rodajas, el laurel y el perejil y cubre de agua. Cuando empiece a hervir incorpora las almejas y los mejillones. En cuanto las almejas y los mejillones se abran sácalos a un plato y reserva. 

Incorpora la cabeza y espinas del pescado. Cuando empiece a hervir de nuevo baja el fuego y deja que cueza despacito unos 30 minutos.

Paso 4:

Mientras tanto, separa las cabezas de las gambas y pélalas. Sofríe las cabezas junto con las carcasas en un cazo con un chorrito de aceite. Aplástalas con una cuchara para que suelten todo su jugo. Este potenciará el caldo de pescado y le dará un tono más doradito.

Cuela el líquido resultante y échalo en la olla donde has cocido el caldo de pescado.

Paso 5:

Por otro lado prepara un sofrito. Pica el tomate y la cebolla bien picadito y rehógalo con un chorrito de aceite hasta que esté bien cocinado. Tritúralo e incorpóralo al caldo.

Paso 6:

Para preparar la picada, pon todos los ingredientes en un mortero y machácalos hasta obtener una pasta fina e incorpóralo al caldo. Esto espesará la sopa y le dará un sabor 

Paso 7:

Cuando le queden unos 3 minutos al caldo incorpora unas cuantas colas de gambas que se cocinarán solas y reserva. Una vez que el caldo ha cocido 30 minutos, cuélalo con un colador muy fino y salpimenta al gusto. Ya tendrás un delicioso caldo de pescado.

Presentación:

Para presentar tu sopa de pescado, sirve en un plato hondo un par de cazos del caldo resultante. Saca las almejas de su concha y disponlas en el centro del plato. Decora con los mejillones y con unas gambas al gusto. Espolvorea con un poquito de perejil picado.

Sugerencia:

Si no tienes tiempo para elaborar esta sopa de pescado puedes sustituir el agua por caldo de pescado DIA. Resulta de lo más cómodo tener siempre en la despensa un brick, para poder recurrir a él en cualquier momento. Aportará todo el sabor del mar a cualquier plato o guiso.