Tarta Blanca
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Tarta Blanca
Fácil
41-50
Tarta Blanca
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Este postre de tarta blanca consiste en un fantástico bizcocho cubierto por azúcar glas, simulando que está nevado. A mí es una tarta de las que más me gustan debido a su sencillez y a lo fácil que se hace, pudiendo disfrutar de ella tan a menudo como se desee. En un cuenco vamos a batir la mantequilla junto con el azúcar, y cuando este el azúcar disuelto, agregamos los ingredientes secos, los cuales previamente hemos tamizado, alternándolos con la leche. Mezclamos hasta que sea homogénea la mezcla y lo perfumamos con la ralladura de limón. Mezclamos y lo añadimos a las claras batidas previamente a punto nieve bien firme, con ayuda de una espátula y mediante movimientos suaves. Volcamos la preparación en un molde para tarta. Este molde previamente lo hemos untado de mantequilla y espolvoreado con un poco de harina, para que así el bizcocho no se pegue a él. Lo llevamos a cocinar en horno a una temperatura de 180º durante unos 40 a 45 minutos. Pasado ese tiempo, dejamos que se temple un poco y lo desmoldamos sobre una rejilla. Espolvoreamos el bizcocho con azúcar glas antes de servir, para así terminar la tarta blanca. Trucos y consejos: La mantequilla que uséis debe de estar blanda, tipo pomada. Antes de meter el bizcocho en el horno, este tiene que haber sido previamente calentado, por lo que cuando vayas a hacer la masa para el bizcocho, enciendes el horno a una temperatura de 180º. Si quieres comprobar que el bizcocho esta hecho, puedes pincharlo con un palillo o con un cuchillo en el centro del mismo, y si cuando lo saques está seco y limpio, es que el bizcocho ya está listo.