abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tarta de bizcocho, fresas y nata

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Tarta de bizcocho, fresas y nata
Media
41-50
Tarta de bizcocho, fresas y nata
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Esta tarta de bizcocho, fresas y nata es un postre contundente, además de extremadamente delicioso. En casa lo solemos hacer muy a menudo, porque somos todos muy golosos y nos encanta. Probadla a hacerla algún día, ya veréis como a todo el mundo al que se la deis a probar le gusta mucho también. Separamos en primer lugar las claras de las yemas de los huevos. En un bol hay que batir las claras de huevo hasta que queden esponjosas y añadirles la ralladura de los cítricos y el azúcar poco a poco, todo ello sin dejar de batir. Se trata de que quede una mezcla a punto de nieve, así que hay que tener más cuidado. Por otro lado batimos las yemas junto con el azúcar hasta tener una crema espumosa. Una vez listo, se echa la harina poco a poco evitando la aparición de grumos. Ahora unimos esta masa de yema y harina con las claras montadas. Para ello vamos echando poco a poco las claras, y lo vamos mezclando con movimientos envolventes, para evitar así que se baje el volumen de las claras y obtengamos una mezcla esponjosa. Se echa la preparación del bizcocho en un molde, previamente untado con mantequilla y espolvoreado de harina o forrado con papel vegetal, y se deja en el horno precalentado durante 45 a una temperatura de 180º C. Entonces, se retira del calor y se deja enfriar por completo. Para preparar la crema chantilly, se bate la nata en un bol hasta que se monte ligeramente, y se le añade el azúcar glas y la esencia de vainilla con movimientos envolventes. Una vez quede la crema chantilly a punto de nieve, se mete en la nevera y se deja enfriar. Se desmolda el bizcocho y se corta por la mitad para rellenarlo. Se rocía por dentro con un poco de licor, y se colocan unas fresas partidas en rodajas. Encima se coloca un poco de crema chantilly. Se tapa con la otra mitad del bizcocho. Se cubre el bizcocho con la crema chantilly restante, tanto la parte superior como los laterales, y se decora con unas fresas.