abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tarta de Queso con galletas y leche condensada

Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Tradicional
Tarta de Queso con galletas y leche condensada
Fácil
41-50
Tarta de Queso con galletas y leche condensada
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Espero que esta receta de tarta de queso con galletas y leche condensada le dé un toque diferente a la tarta que solemos hacer. Si es cierto que la leche consensada no es lo más ligero que podríamos echarle pero, si vamos a comer dulce, que sea a la grande. Molemos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta que se integren bien y se haga una pasta. A continuación añadimos la leche y la leche condensada, y volvemos a remover para que entremezclen bien todos los ingredientes. Escogemos el molde que vamos a utilizar para nuestra tarta, y no untamos de mantequilla. Ponemos la base con la mezcla de galletas en él y, con ayuda de las manos, la extendemos bien por cada rincón. Metemos el molde al frigorífico mientras hacemos la otra parte de la tarta para que se consolide la mezcla. En un bol grande, ponemos las 2 yemas de huevo, el queso para untar y el resto de la leche condensada. Lo mezclamos todo, primero con una cuchara de madera y, después, con la batidora eléctrica para que no quede ningún grumo. Añadimos las claras a punto de nieve y las mezclamos haciendo movimiento envolventes con la cuchara de madera. Una vez tenemos la mezcla de queso y leche condensada, la volcamos en el molde con la base de galletas y lo metemos al horno a 180º durante 30 minutos aproximadamente. Al sacarla la dejamos enfriar, primero a temperatura ambiente y, después, en el frigorífico. Cuando ya haya tomado consistencia, le echamos la mermelada por encima y le ponemos las fresas cortadas a la mitad, y lo volvemos a meter al frigorífico media horita más.