abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tarta Frutal

Receta de: Postres y dulces, Verduras y frutas
Plato: Postre
Cocina:
Tarta Frutal
Fácil
41-50
Tarta Frutal
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
No me gusta hacer tartas grandes, con las que luego a la hora del postre te tienes que dedicar a servir, prefiero hacer postres individuales para que así cada uno tenga el suyo. Por eso uno de los postres a los que más recurro son las tartaleta, en especial a esta mini tarta frutal, porque me encanta esa masa rellena de natillas y coronada con fruta. Tiene todo lo que me gusta y es fácil de hacer, lo que la hace perfecta además de irresistible. En primer lugar vamos a hacer la masa, para lo que tenemos que partir la mantequilla en trozos pequeños y echarla en un cuenco junto con la harina, la sal y el azúcar. Mezclamos estos ingredientes con los dedos hasta lograr una textura como si fuera arena. Vertemos sobre la masa anterior la leche, las yemas y la esencia de vainilla. Lo mezclamos bien hasta formar una masa. Repartimos la masa sobre unos moldes para tartaletas, que previamente hemos untado de mantequilla y espolvoreado con harina, estirándola de forma uniforme sobre ellos. Lo metemos al horno, a una temperatura moderada para que se cocinen, de 15 a 20 minutos aproximadamente. Mientras dejamos que se enfríen, hacemos el relleno, para lo que tenemos que mezclar el preparado de natilla con todo el almíbar del melocotón y el coñac o vino blanco. Lo cocinamos a fuego lento hasta que hierva, revolviéndolo constantemente, y cuando veamos que está espesando, agregamos la mantequilla. Lo retiramos del fuego y dejamos que se enfríe, para luego cubrir las tartaletas con la mezcla, ya desmoldada y decorarlas con trocitos de melocotón, piña, el kiwi pelado y partido en rodajas y la cereza en almíbar. Consejos: Antes de decorar la tarta con las frutas, dejarla unos minutos en la nevera para que el postre con el que se la cubrió se enfríe bien. Para hacer el dulce que cubre la tarta se puede utilizar el almíbar de otras frutas, como peras y piñas, o el del cóctel de frutas. La tarta se puede decorar con otras diferentes frutas, en almíbar o naturales (de estación), y de la manera que más nos guste.