abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tarta Selva Negra

Receta de: Postres y dulces, Verduras y frutas
Plato: Postre
Cocina: Moderna
Tarta Selva Negra
Media
50 >
€€
Tarta Selva Negra
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
La tarta selva negra puede que sea una de las tartas más deliciosas que existen. La mezcla de chocolate, con el relleno de nata y mermelada de cerezas, y las guindas emborrachadas es algo espectacular. La verdad no tengo muy claro quién fue el que la inventó, pero lo que si sé de él es que era un genio. Deliciosa. Para hacer esta tarta lo primero que vamos a preparar es el bizcocho. Para ello en un bol derretimos la mantequilla y el chocolate en el microondas o al baño maría durante unos 2 minutos y reservamos. Hecho estos ahora vamos a separar las yemas de las claras y se montan las claras en un bol con una pizca de sal a punto de nieve. Aparte en otro bol tamizamos la harina junto con la levadura. Añadimos las yemas al bol con el chocolate, que tiene que estar casi frío, de una en una mezclándolo bien. Se le añaden los 150 Gr. de azúcar y removemos bien, para luego incorporar la harina tamizada poco a poco hasta que esté todo bien mezclado. Se le añade poco a poco las claras montadas con una espátula y con movimientos envolventes para que no se bajen las claras. A continuación rellenamos un recipiente adecuado que tenemos untado con un poco de mantequilla y espolvoreado de harina, asentamos bien el contenido y en el horno precalentado a 180 grados horneamos durante unos 25 minutos, tiempo tras el cual lo sacamos del horno y dejamos enfriar antes de rellenarlo. Mientras se enfría el bizcocho vamos a hacer el relleno de nata. Añadimos a la nata bien fría el azúcar y la montamos. Hecho esto ahora al bizcocho lo sacamos del molde y lo dividimos en dos partes dejando la parte de abajo para ponerla en la parte superior. Colocamos sobre el plato de presentación y le ponemos por abajo y alrededor unas tiritas de papel para no ensuciar Si va a llevar licor, con un pincel mojamos el bizcocho con el licor kirsch, repartimos sobre el primer bizcocho la mermelada y a continuación la nata, ponemos encima del bizcocho la otra parte de él. Rellenamos los posibles huecos laterales con la nata sobrante procurando que quede uniforme. A continuación vamos a preparar la cobertura poniendo en un cazo la nata y la calentaremos hasta que llegue al punto de ebullición, apagamos el fuego y le incorporamos el chocolate. cuando este derretido le incorporamos la mantequilla y cuando este bien ligado le dejamos enfriar 5 o 6 minutos hasta que este a temperatura ambiente. Esta mezcla la vertemos sobre la tarta y poco a poco primero por encima y después por los lados le iremos repartiendo bien. Ahora guardamos la tarta en la nevera hasta que cuaje. Cuando este bien cuajada la cobertura, lo que tardará unas dos horas, retiramos los trocitos de papel y limpiamos lo que se ha ensuciado, repartimos por toda la superficie unas cerezas a nuestra discreción y ya si queremos podemos rematar la presentación de nuestra tarta selva negra espolvoreando un poco de azúcar glas por encima para decorar. Lo mejor que podéis hacer es probadla porque os va a encantar.