Terrina de membrillo y queso
Receta de: Postres y dulces
Plato: Postre
Cocina: Ocasiones especiales
Terrina de membrillo y queso
Media
41-50
301-500
Terrina de membrillo y queso
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Membrillo (100 gr)
  • Queso cremoso (90 gr)
  • Nata para montar (125 ml)
  • Azúcar glas (1 cucharada)
  • Zumo de limón (2 cucharadas)
  • Leche (125 ml)
  • Huevos (2 yemas S)
  • Azúcar (2 cucharadas)
  • Hierbabuena (fresca al gusto)
  • Frutos rojos
  • Membrillo (200 gr)
  • Queso cremoso (180 gr)
  • Nata para montar (250 ml)
  • Azúcar glas (2 cucharadas)
  • Zumo de limón (4 cucharadas)
  • Leche (250 ml)
  • Huevos (3 yemas M)
  • Azúcar (4 cucharadas)
  • Hierbabuena (fresca al gusto)
  • Frutos rojos
  • Membrillo (300 gr)
  • Queso cremoso (270 gr)
  • Nata para montar (375 ml)
  • Azúcar glas (3 cucharadas)
  • Zumo de limón (6 cucharadas)
  • Leche (375 ml)
  • Huevos (4 yemas L)
  • Azúcar (6 cucharadas)
  • Hierbabuena (fresca al gusto)
  • Frutos rojos
Elaboración

Esta terrina de membrillo y queso es un postre de temporada perfecto para comidas pesadas puesto que es ligero y refrescante. Sus dos ingredientes principales, el queso y el membrillo, maridan estupendamente y, debido a su agradable mezcla de dulce y fresco, son protagonistas de numerosas recetas.

Paso 1:

Para empezar con esta receta lo primero que hay que hacer es montar la nata con una batidora eléctrica. Cuando las varillas se empiecen a marcar en la nata, añade el azúcar y sigue batiendo un poco más.

Paso 2:

Echa el queso crema en un bol y trabájalo un poco con una espátula para que se ablande. A continuación, exprime el limón y añade el zumo. Después, ve echando poco a poco la nata montada con la lengua y mezclándola con movimientos envolventes. Cuando todo esté bien integrado y homogéneo, reserva el bol en frío.

Paso 3:

Corta el bloque de membrillo en tiras finas a lo largo, con cuidado para que no se rompan. 

Paso 4:

Pinta un molde rectangular alargado con un poco de mantequilla derretida. Reparte los ingredientes en capas alternas, como si fuese un milhojas: una capa base de membrillo y otra de crema de queso, otra de membrillo y otra de queso; y así hasta llenar el molde. A continuación, tápalo con film, mételo en la nevera y deja que repose durante 8 horas.

Paso 5:

Elabora la salsa una hora antes de servir la terrina de membrillo y queso. Para ello, vierte la leche en un cazo, añade la hierbabuena y cuécela durante 10 minutos para que infusione. Pasado ese tiempo, cuélala. 

Paso 6:

Bate las yemas con el azúcar hasta que aumente un poco su volumen y añádelas poco a poco a la leche infusionada. Vuelve a colocar el cazo al fuego y remueve bien con una varilla hasta que espese.

Presentación:

Cuando la terrina de membrillo y queso haya reposado y enfriado, desmóldala y corta un par de láminas finas por persona. Terminar el postre con un poco de la crema para acompañarlo.

Sugerencia:

El queso cremoso de DIA le aportará a esta terrina de membrillo y queso la untuosidad y el frescor que necesita. Y, si quieres hacerla aún más ligera, utiliza el queso cremoso light de DIA, igualmente delicioso.