abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Tomates rellenos al horno

Receta de: Verduras y frutas
Plato: Entrantes, Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Tradicional
Tomates rellenos al horno
Fácil
41-50
151-300
Tomates rellenos al horno
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Tomates (2, grandes)
  • Cebolla (media)
  • Ajo (medio diente)
  • Albahaca (2 hojas)
  • Queso parmesano (50 gr. )
  • Queso emmental (un poco para gratinar)
  • Queso de Burgos (o uno tierno, 75 gr. )
  • Berenjena (un cuarto)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Tomates (4, grandes)
  • Cebolla (1, pequeña)
  • Ajo (1 diente)
  • Albahaca (4 hojas)
  • Queso parmesano (100 gr. )
  • Queso emmental (un poco para gratinar)
  • Queso de Burgos (o uno tierno, 150 gr. )
  • Berenjena (media)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
  • Tomates (6, grandes)
  • Cebolla (1)
  • Ajo (1 diente, grande)
  • Albahaca (6 hojas)
  • Queso parmesano (150 gr. )
  • Queso emmental (un poco para gratinar)
  • Queso de Burgos (o uno tierno, 225 gr. )
  • Berenjena (1)
  • Aceite de oliva vírgen extra
  • Sal
Elaboración

¿Tu repertorio de recetas con tomate fresco se limita a la ensalada? Es uno de los ingredientes que más juego da en cocina y puede ser además el protagonista de platos deliciosos y muy recurrentes como este que te presentamos hoy. Unos tomates al horno rellenos de diferentes variedades de queso…Una opción sencilla que se convertirá en la cena perfecta para disfrutar solo… o en compañía. 

Paso 1: 

Lava muy bien los tomates y, si los has comprado en rama, déjales un poco de rabito. Corta cada tomate a ¾ d altura. Es decir, que te quede como si fuera un sombrero la parte de arriba.

Paso 2:

Ásalos al horno durante unos 20 minutos a 180º. Cuando los coloques en la bandeja, agrega un chorrito fino de aceite sobre cada uno y un pellizquito de sal. 

Paso 3:

Mientras tanto, pela y pica la cebolla finita y también el ajo. Lava la berenjena y córtala en daditos pequeños. Prepara una sartén con un chorrito de aceite y rehógalos con un poquito de sal a fuego medio hasta que queden tiernos, aproximadamente durante 15 minutos. 

Paso 4: 

Saca los tomates del horno y vacíalos para que se puedan rellenar. Ten cuidado para no romperlos. No tires las pepitas del tomate porque debes incorporarlas al sofrito que estás haciendo con la berenjena y deja cocinar unos 10 minutos más ¡Verás qué bien le va!

Paso 5: 

Para preparar el relleno del tomate, mezcla en un plato hondo el queso de Burgos (o uno tierno) con el parmesano, las hojas de albahaca bien picaditas y el sofrito que has preparado (retirando el exceso de aceite). Rellena los tomates con la mezcla y termina con un poco de queso para gratinar por encima. Como último paso, gratina en el horno hasta que te queden doraditos. 

Presentación:

Sírvelos con la tapita de cada tomate (con el rabito) mientras aún estén bien calientes. 

Truco: 

Intenta buscar tomates grandes para que puedas rellenarlos más fácilmente. Aunque si eres más mañoso puedes comprar tomates pequeños para preparar como un aperitivo que se pueda degustar… casi de un bocado.