Tortilla francesa con brócoli y tomate
Receta de: Verduras y frutas, Huevos y patatas
Plato: Plato caliente, Primer plato
Cocina: Ligera, Para niños, Sin gluten
Tortilla francesa con brócoli y tomate
+Fácil
< 20
0-150
Tortilla francesa con brócoli y tomate
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Huevos (4 uds.)
  • Tomates (1 ud.)
  • Brócoli (125 gr.)
  • Cebolla (un cuarto)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebollino (una ramita)
  • Huevos (8 uds.)
  • Tomates (2 uds.)
  • Brócoli (250 gr.)
  • Cebolla (media)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebollino (2 ramitas)
  • Huevos (12 uds.)
  • Tomates (3 uds.)
  • Brócoli (375 gr.)
  • Cebolla (tres cuartos)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Cebollino (3 ramitas)
Elaboración

Llegar tarde y cansado a casa del trabajo o de los estudios, o sentirse agotado al final del día después de todo el ajetreo… y enfrentarse a la pregunta ¿qué preparo para cenar? puede llegar a ser muy duro. Pero existen multitud de recetas sencillas, rápidas, sanas y sabrosas con las que sobrellevarás mejor ese momento. El mejor ejemplo lo tienes con esta tortilla francesa con brócoli y tomate… Pruébala porque te va solucionar muchas de esas cenas.

Paso 1:

Separa el brócoli en ramilletes y quédate solo con los arbolitos, desechando los troncos. Pero, eso sí, no los tires… ¡puedes aprovecharlos, por ejemplo, para elaborar una crema de verduras!. Si los ramilletes del brócoli fueran muy grandes, puedes partirlos en varios trozos.

Paso 2:

Pela la cebolla y pícala muy menuda.

Paso 3:

Pela los tomates. La mejor forma de hacerlo es escaldándolos. Para ello, acerca una olla o cacerola con abundante agua al fuego. Haz una cruz con el cuchillo en la base de los tomates. Cuando el agua rompa a hervir, introdúcelos durante 30 segundos y pásalos inmediatamente después a un bol lleno de agua con hielo para cortar la cocción. Gracias al choque de temperaturas, una vez hecho esto, podrás pelar los tomates con total facilidad, tan solo tirando de su piel.

Paso 4:

Una vez pelados los tomates, pártelos en cuartos, retira el pedúnculo y las semillas… que no vas a utilizar en esta receta. Pero ni se te ocurra desecharlas, ¡puedes aprovecharlas en una ensalada, por ejemplo!. La pulpa del tomate, pártelo en tiritas. Reserva.

Paso 5:

Acerca una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y pocha la cebolla a fuego suave durante 5 minutos o hasta que la cebolla esté transparente. Aparta del fuego… y añade el tomate.

Paso 6:

Acerca al fuego una cacerola con agua… puedes aprovechar la que has utilizado  para escaldar los tomates. Cuando rompa a hervir, añade sal e introduce los ramilletes de brócoli y cuece durante 4 o 5 minutos. Se trata de cocer ligeramente el brócoli, pero que quede al dente. Pasado este tiempo, saca el brócoli y pásalo a un bol con agua y hielo para romper la cocción y que mantenga su bonito e intenso color verde.

Paso 7:

Casca los huevos y bátelos enérgicamente hasta que se haya aclarado su color y estén bien espumosos. Añade un poco de sal y pimienta negra. Haz cada tortilla de una en una, con dos huevos por cada una. Y  reparte la cebolla, el tomate y el brócoli en el huevo.

Paso 8:

Acerca al fuego una sartén antiadherente y riega con un hilo fino de aceite de oliva virgen. Cuando se haya calentado, incorpora el huevo batido con sus verduritas y deja que se cuaje, dándole la vuelta con mucho cuidado de que no se rompa.

Paso 9:

A medida que vayan estando hechas cada una de la tortilla francesa con brócoli y tomate, ve sacándola y haciendo más, siempre añadiendo un poco de aceite entre unas y otras.

Presentación:

Sirve tu tortilla francesa con brócoli y tomate recién hecha, con el cebollino picado espolvoreado por encima.