abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Trucha con puré de patatas y guisantes

Receta de: Pescados y mariscos
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Ligera, Moderna, Para niños
Trucha con puré de patatas y guisantes
+Fácil
20-30
151-300
€€
Trucha con puré de patatas y guisantes
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Ingredientes
  • Trucha (2 lomos)
  • Patatas (250 gr.)
  • Nata para cocinar (100 ml.)
  • Nuez moscada (un pellizco)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Mantequilla (20 gr.)
  • Chile rojo o guindilla (Medio)
  • Harina
  • Rúcula (varias hojas, para decorar)
  • Guisantes (Media lata o 1 latita pequeña)
  • Trucha (4 lomos)
  • Patatas (500 gr.)
  • Nata para cocinar (200 ml.)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Mantequilla (40 gr.)
  • Chile rojo o guindilla (1 ud.)
  • Harina
  • Rúcula (varias hojas, para decorar)
  • Guisantes (1 lata o 2 latitas pequeñas)
  • Trucha (6 lomos)
  • Patatas (750 gr.)
  • Nata para cocinar (300 ml.)
  • Nuez moscada (una pizca)
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Mantequilla (60 gr.)
  • Chile rojo o guindilla (1 ud.)
  • Harina
  • Rúcula (varias hojas, para decorar)
  • Guisantes (1 lata o 2 latitas pequeñas)
Elaboración

El pescado es sano y versátil... aunque en ocasiones no salimos más que de unas pocas elaboraciones, con muy pocos tipos de pescado. Por desgracia, la trucha, es en demasiadas ocasiones uno de los pescados más olvidados. Su carne es de las más sanas y saludables, su sabor muy delicado y su precio, inmejorable. Prueba esta receta de trucha con puré de patatas y guisantes. Fácil y rica.

Paso 1:

Comienza por preparar el puré de patatas. Para ello, pela las patatas y lávalas debajo del chorro de agua fría. La finalidad de lavar es doble, limpiar los restos de impurezas o tierrecilla que pudiera haber quedado después de pelarlas, pero también eliminar un poco de su almidón. Por último, pica en dados las patatas. No importa si los trozos son irregulares, ya que una vez cocidas se van a machacar. Se parten en trozos simplemente para que se hagan antes.

Paso 2:

Acerca al fuego una olla con abundante agua e incorpora las patatas. Cuando el agua rompa a hervir, baja el fuego y deja cocer las patatas hasta que estén muy tiernas. El tiempo dependerá del tamaño de los trozos, del tipo de patatas y de si son o no nuevas. Para hacer puré de patatas, deben estar muy bien cociditas. La mejor manera de comprobar si las patatas están listas es pinchar con la punta del cuchillo uno de los trozos o, mejor aún, sacar un trozo y aplastarlo con un tenedor.... ¡estarán listas cando la patata no ofrezca ninguna resistencia!. 

Paso 3:

Una vez tiernas, escurre las patatas, pero reserva algo del agua de cocción si quieres que tu puré de patatas quede mucho más meloso.

Paso 4:

En un bol, machaca las patatas con el tenedor o con un pasapurés... pero no lo hagas con la batidora. No queremos que quede como un potito de niño y mucho menos como el chicle... la mejor manera de que el puré de patatas tenga textura, es hacerlo con el tenedor. Añade la nata para cocinar, la mitad de la mantequilla, la nuez moscada al gusto, la guindilla troceada, sal, pimienta negra y los guisantes escurridos. Mezcla todo bien y reserva.

Paso 5:

Es hora de preparar los lomos de trucha. Para ello salpimienta el pescado y pásalo por harina. Dale unos golpecitos en la mano, para retirar el exceso de harina. Esta ligera capa de harina sirve para que el pescado quede mucho más jugoso al cocinarlo.

Paso 6:

Calienta la otra parte de la mantequilla en un sartén. Cuando se haya derretido, es decir, una vez que esté caliente pero antes de que empiece a tostarse, coloca los lomos de pescado. Cocínalos a fuego medio hasta que hayan adquirido un bonito color dorado y una corteza crujiente.

Presentación:

Sobre un bonito plato de presentación, coloca cuatro cucharadas de puré de patatas y dispón encima el lomo de trucha. Decora con unas hojas de rúcola y un chorrito de aceite de oliva. Tu trucha con puré de patatas y guisantes está lista... ¡así de fácil!.

Alternativa:

Si no quieres abusar de la mantequilla... también puedes preparar la trucha con puré de patatas y guisantes con aceite de oliva. Simplemente, fríela en abundante aceite. La trucha también se puede freír entera... quedará muy jugosa, aunque en este caso tendrá más raspas a la hora de comer. Como prefieras.

Sugerencia:

No dudes en emplear la nata para cocinar marca DIA para el puré de este plato de trucha con puré de patatas y guisantes. Aportará todo el sabor y textura necesarios.