abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Turrón de nata con frutas confitadas

Receta de: Postres y dulces
Plato:
Cocina: Tradicional
Turrón de nata con frutas confitadas
Fácil
50 >
€€
Turrón de nata con frutas confitadas
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Cuando llega la Navidad, en casa siempre me gusta elaborar mis propios dulces y por supuesto también comerlos. Siempre hay un par de días que lo dedico a elaborar turrones, polvorones, mantecados y bombones para que toda mi familia disfruten de ellos. Un de los dulces que más hago y que más veces repito ya que se agota el primero, es el turro de nata con frutas confitadas. Está delicioso, os encantará elaborarlo y comerlo. En primer lugar calentaremos en un cazo la nata para montar junto con la leche en polvo y el azúcar. Removeremos hasta conseguir un almíbar espeso. Apagaremos el fuego. A continuación añadiremos las almendras molidas y removeremos con una espátula hasta conseguir que se mezclen bien todos los ingredientes. Una vez se haya enfriado un poco la masa, amasaremos a mano para que las almendras vayan soltando el aceite. Seguidamente cortaremos las cerezas por la mitad, y cortaremos el melón y las naranjas a trozos no muy grandes. Reservaremos un poco de fruta para ponerla por la parte de encima del turrón. Después añadiremos el resto de la fruta a la masa y amasaremos procurando que la fruta se vaya repartiendo por todo el mazapán. Haremos un cilindro con el mazapán. Cortaremos papel de hornear para cubrir la base y los lados del molde, tomando las medidas del molde y dejando papel suficiente para poder tapar el turrón. Pondremos el turrón dentro del molde (hemos utilizado un molde rectangular de 25 cm. x 9 cm) y aplanaremos el turrón vigilando que la masa llegue a todas las esquinas del molde. Por la parte de arriba del turrón pondremos el resto de la fruta confitada. Taparemos el turrón con la parte sobrante del papel y lo aplanaremos hasta conseguir que quede bien liso por encima. Le pondremos un peso por encima. Dejaremos nuestro turrón de nata con frutas confitadas reposar durante 24 horas como mínimo. ¡A comer!