abrir menú
logotipo Dia
abrir menu de usuario

Varenikis

Receta de: Arroces y pastas, Verduras y frutas
Plato: Plato caliente, Segundo plato
Cocina: Tradicional
Varenikis
Media
41-50
€€
Varenikis
Valoración media
Anterior receta Siguiente receta
Elaboración
Los varenikis o varenyky es un plato típico ruso y bielorruso y significa literalmente en eslavo "algo hervido", y que consiste en una masa rellena y luego hervida. Podía decirse que son una especie de raviolis del este. Es un plato de sabor delicioso y que se puede acompañar con cualquier tipo de pasta, solo tienes que dar con la que más te gusta. Para hacer el relleno en primer lugar se agrega el huevo al puré de patatas y el queso cortado en cubitos. Se mezcla y condimenta con pimienta, nuez moscada, sal. Hay que dejarlo enfriar un poco, basta con que este templado. Se reserva. Mientras para hacer la masa, en una procesadora o sino en un bol a mano, se coloca el 1/2kg de harina, el huevo y el aceite. Se comienza a procesar mientras a medida que se agrega el agua casi hirviendo en cantidad necesaria hasta que se forma una masa que se despegue de las paredes del recipiente y se una en una única bola. Para montar los varenikis, se estira en primer lugar la masa con un rodillo o con una máquina de hacer pasta, colocando bastante harina adicional para que no se pegue en la superficie de trabajo. Cuando tenga el grosor deseado, unos 2mm, se cortan círculos y se forman empanaditas con el relleno las cuales se cierran aplastando los bordes con la punta de un tenedor. Cuando ya los tengamos hecho se pasa a elaborar la salsa. Para ello se calienta en una sartén un chorro de aceite, se echan las hojas de laurel y se agregan las cebolletas picadas y se deja cocinando sin tapar. Mientras los varenikis se hierven en agua con un poco de sal. Se los saca con espumadera y hay que colocar un poquito de aceite por encima en seguida y sacudirlos un poco para que no se pegoteen entre ellos. Se cubren los varenikis con la salsa y ya estarán listos para comer. Trucos y consejos: Al agua donde se los cocina agregar sal gruesa cuando está a punto de hervir y un chorrito de aceite. Ten cuidado cuando los pongas a hervir ya que se hacen muy rápido.